Represión – Cuba – Repression

58 años de exclusión y aun proclaman que Cuba es nuestra (III, Final)

58 años de exclusión y aun proclaman que Cuba es nuestra (III, Final)
17 enero, 2017 11:44 pm por Rogelio Travieso Pérez

Cerro, La Habana, Rogelio Travieso, (PD) “¿Quién es más de culpar,
aunque cualquiera mal haga, la que peca por la paga; o el que paga por
pecar?”, se preguntaba Sor Juana Inés de la Cruz.

Tanto magnates como Julio Lobo, pequeños propietarios como trabajadores
industriales y del campo, apoyaron a los movimientos revolucionarios que
lucharon contra la dictadura de Fulgencio Batista.

Luego de la huelga del 9 de abril 1958, Fidel Castro se convirtió en el
comandante en jefe de las fuerzas revolucionarias.

Debido a la ausencia física de líderes relevantes como José A.
Echeverría, Frank País, una vez alcanzados el triunfo, Castro logró
situarse como único y máximo líder de la Revolución.

Muy pronto, eliminó la prensa libre. Con todos los medios
propagandísticos en su poder y el entusiasmo desmedido de una parte
mayoritaria del pueblo, la Revolución se convirtió en Fidel Castro y
Fidel Castro en la Revolución.

La responsabilidad por esto debe ser compartida entre casi todos los
cubanos. Confiaron en algo que no resultó ser lo que la mayoría aspiró
que fuera.

En todos estos años, ha existido por parte de quienes gobiernan el
empecinamiento por preservar el sistema que les aporte el control más
absoluto.

El sistema que escogieron marcó la pauta de fracasos y más fracasos en
la antigua URSS y los países socialistas de Europa del Este.

En 1958 los soviéticos llevaron al espacio el primer satélite Sputnik.
Los amantes del comunismo y sus medios propagandísticos echaron a rodar
la supuesta superioridad de la Unión Soviética sobre el Occidente
capitalista, y en particular los Estados Unidos.

El capitalismo no es perfecto, pero ha demostrado ser superior al
socialismo totalitario de acento comunista aplicado en Cuba que se
derrumbó en la URSS y Europa del Este.

Los gobernantes cubanos prefirieron la preservación del poder
totalitario antes que el bienestar del pueblo. No rectificaron su
política ante el descalabro del socialismo real y obligaron a los
cubanos de a pie a soportar un periodo especial con penurias que aún
persisten.

Ante los ya reiterados fracasos y a regañadientes, las máximas
instancias entre los llamados comunistas cubanos hoy acuden a la
inversión capitalista como terapia para un enfermo en fase terminal con
un maligno padecimiento llamado “socialismo cubano” que en muchos años
ha demostrado ser incurable.

El régimen castrista, desde los primeros años, propagandizó haber
llegado lejos y ubicado a Cuba entre los países importantes en el mapa
político mundial. Pero la realidad corroboró el refrán que expresa:
“Dime de qué presumes y te diré de qué careces”.

Un grave daño nos ocasionó la ambiciosa y errónea idea castrista de
creerse el ombligo del mundo.

En 58 años ha existido un buen nivel de instrucción en Cuba, aunque el
comportamiento de numerosas personas sea malo y chabacano. La educación
se politizó y se hizo doctrinaria. Y la universidad es solo para los
revolucionarios.

La información que recibe el pueblo cubano es muy censurada y limitada.

Ha existido en todos estos años un apartheid tipo castrista. Solo hay
que fijarse en las viviendas construidas para el pueblo de a pie.
Ninguna tiene garajes. Hasta hace unos años no se permitían proyectos a
particulares para la construcción de viviendas que contemplaran garajes.
Existió desde siempre la decisión de que un cubano común no pudiera
adquirir un automóvil. Entonces, ¿para qué garajes?

Hasta hace unos pocos años, los cubanos de a pie no podían viajar al
extranjero ni tenían acceso a los hoteles para extranjeros.

La ley de inversiones excluye a los cubanos. El estado esquilma a los
trabajadores cubanos que a través de las bolsas de contrataciones del
gobierno, trabajan para firmas extranjeras.

Los artistas y deportistas que se iban de Cuba y se establecían en el
exterior eran excluidos y tildados de traidores.

Cuba fue de los primeros países de este país en tener televisión. En el
presente, la televisión cubana es pésima.

Los cubanos de a pie no tienen acceso libre a Internet en sus hogares.

Antes los castristas criticaban la “explotación del hombre por el
hombre” en el capitalismo. Los cubanos sufren la explotación por parte
del Estado cubano.

Aseguraban que la prostitución había sido erradicada. Hoy jóvenes de
ambos sexos ejercen la prostitución, preferiblemente con extranjeros. Su
objetivo es irse de Cuba, en busca de una vida mejor.

La situación de la vivienda es crítica. En una misma casa conviven hasta
tres generaciones distintas. El estado del fondo habitacional y de
infraestructura es deprimente.

También es crítica la alimentación del pueblo. El racionamiento dura ya
casi 55 años. La Ley de Reforma Agraria y la Ofensiva Revolucionaria
llevaron al país a la crisis en que se encuentra la producción de alimentos.

Con esta vida de subsistencia, represión generalizada, una Constitución
excluyente y un apartheid para los nacionales, ¿por qué el aparato
propagandístico del régimen persiste en proclamar que Cuba es de los
cubanos?

Los cubanos que tienen 58 años o más no pueden recuperar la vida que les
robó este sistema. Pero debemos salvar a los que vienen detrás.
rogeliot@nauta.cu; Rogelio Travieso; Móvil 538 59142
*Partido Liberales de Cuba

Source: 58 años de exclusión y aun proclaman que Cuba es nuestra (III,
Final) | Primavera Digital –
primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/58-anos-de-exclusion-y-aun-proclaman-que-cuba-es-nuestra-iii-final/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
January 2017
M T W T F S S
« Dec   Feb »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
To serve you better
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Categories