Represión – Cuba – Repression

Una realidad que parece nunca termina

Una realidad que parece nunca termina
24 enero, 2017 7:52 pm por Daudy Hermelo Lago

Pinar del Rio, Cuba, Daudy Hermelo, (PD) A pesar de que los medios
repiten una y otra vez que “la “Revolución no deja desamparado a nadie”
y que este es un régimen de justicia social, la verdad es otra y se hace
evidente por dondequiera que usted vaya en Cuba.

Cada vez es menor la atención a los casos sociales.

Para que se pueda tener una idea de cuán dolorosa y difícil es la
situación de algunas personas, incluso su total desatención, los remito
a Nelvis López Rodríguez, de 34 años, una discapacitada que vive con su
madre, nombrada Vivian Rodríguez, en una casa que no tiene condiciones
para ser habitada, en Pinar del Río, en la calle Isidro de Armas No.261
entre Avellaneda y Pepe Portilla.

Esta familia ha presentado numerosas quejas y solicitudes de ayuda en
los diferentes niveles de dirección sin que haya recibido respuesta y
mucho menos apoyo.

Nelvis López permanece todo el tiempo acostada, no camina porque debido
a la enfermedad que padece tiene una afectación ósea desde su nacimiento.

En su casa no tienen agua potable para poder mantener la higiene que
requiere por su delicado estado.

Al lugar donde reside no se le puede llamar vivienda, por sus
condiciones tan malas: hasta el techo está lleno de huecos.

El régimen –que mientras lo necesitó fue paternalista- se ha
desentendido de todas estas situaciones con la entrega de créditos para
la reparación de viviendas.

Pero hay familias, como la que nos concierne, que no tienen recursos
para realizar reparaciones.

La pequeña chequera que tiene la minusválida, apenas le alcanza para
comprar los medicamentos, que en estos momentos son difíciles de
conseguir. Su alimentación no es buena, solo cuenta con una dieta que le
permite adquirir 720 gramos de carne de res, lo que le alcanza para tres
o cuatro comidas, estirándola. El resto del tiempo la familia tiene que
inventar para ver de qué forma pueden alimentar a la joven.

Como están acostumbrados a conformarse con poco y viven a solo 800
metros del acueducto, piden que una pipa les lleve agua a su casa, para
solucionar los problemas más acuciantes. El cubano promedio está
habituado a vivir mal: esta mujer, con un deplorable estado de salud, no
aspira siquiera a tener una casa digna, solo quiere que le llegue el
agua, aunque sea en pipas.
comuni.red.comunitaria@gmail.com; Daudy Hermelo; Móvil 52486892
*Red Cubana de Comunicadores Comunitarios

Source: Una realidad que parece nunca termina | Primavera Digital –
primaveradigital.org/cubaprimaveradigital/una-realidad-que-parece-nunca-termina/

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
January 2017
M T W T F S S
« Dec   Feb »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  
To serve you better
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Categories