Represión – Cuba – Repression

Empresas con los dedos cruzados ante una posible nueva “glaciación” con Cuba

Empresas con los dedos cruzados ante una posible nueva “glaciación” con Cuba
junio 15, 2017
Ana Mengotti/EFE

A diferencia de los partidarios de la “mano dura” con Cuba y los
defensores de la apertura, que han reafirmado estos días sus posiciones
políticas, en el lado económico se siente un significativo y cauto silencio.
No solo los cubanoamericanos y los exiliados cubanos del sur de Florida
aguardan con expectación los cambios en la política hacia Cuba que
anunciará el presidente estadounidense, Donald Trump, este viernes en
Miami: muchas empresas, y no solo pequeñas, tienen los dedos cruzados.

Una nueva “glaciación” en las relaciones cubanoamericanos afectaría
negativamente a las cuentas de los cruceros, las aerolíneas, las cadenas
de hoteles, grupos tecnológicos, plataformas de la llamada “economía
colaborativa” y pequeñas empresas de todo tipo que se han beneficiado
del deshielo iniciado a fines de 2014.

Por no hablar de los trabajadores de esas empresas en Cuba o de los
cuentapropistas cubanos a los que les llegan clientes en los barcos o
los aviones que llegan a la isla desde Estados Unidos.

A diferencia de los partidarios de la “mano dura” con Cuba y los
defensores de la apertura, que han reafirmado estos días sus posiciones
políticas, en el lado económico se siente un significativo y cauto
silencio, salvo algunas pocas excepciones.

La plataforma Airbnb, que conecta a propietarios de viviendas con
personas que buscan alojamientos turísticos y que he hecho ganar a sus
usuarios cubanos unos 40 millones de dólares desde abril de 2015, no
tiene reparos en expresar sus inquietudes.

“Hemos hablado con demócratas y republicanos (del Congreso) y esperamos
que cualquier cambio apoye la diplomacia persona a persona y a los
ciudadanos cubanos y sus familias que se han empoderado con la
oportunidad de ganar dinero y compartir su espacio, su cultura y su
comunidad con viajeros de todo el mundo”, dijo a Efe Nick Papas, un
portavoz de Airbnb, en una declaración escrita.

Desde el departamento de Comunicaciones Corporativas de la empresa de
cruceros Royal Caribbean señalaron a Efe que respecto al anuncio del
viernes no disponen de ninguna “mejor información” que la que circula y
por el momento no tienen “nada que comentar”.

De acuerdo con el Consejo Comercial y Económico EEUU-Cuba, las compañías
de cruceros Norwegian, Carnival y Royal Caribbean ingresarán más de 422
millones de dólares entre 2017 y 2019 con sus viajes a la isla.

Entre las muchas conjeturas sobre los anuncios que Trump hará en Miami
está el de prohibir los negocios de empresas estadounidenses con
empresas de propiedad de o controladas por las Fuerzas Armadas
Revolucionarias de Cuba o los cuerpos de seguridad.

Si se confirmara, Starwood Hotels and Resorts Worldwide, una filial del
grupo Marriott International, estaría en problemas, pues desde 2016
tiene un acuerdo para administrar hoteles con la cubana Gaviota, que
está controlada por las Fuerzas Armadas.

También han surgido versiones de que el presidente, que durante la
campaña aseguró a los exiliados cubanos en Miami que si llegaba a la
Casa Blanca iba a revertir la política hacia Cuba, restringirá los
viajes que los cubanoamericanos pueden hacer a la isla y las cantidades
que pueden enviar para ayudar a sus familias.

El secretario de Estado, Rex Tillerson, precisó esta semana que “el
enfoque general es permitir que la actividad comercial y de intercambio
con Cuba continúe todo lo posible, porque vemos el lado bueno, vemos los
beneficios para el pueblo cubano”.

Al anunciar hoy que estará junto a Trump en Miami, el senador Marco
Rubio, quien según diversos medios ha colaborado con el Gobierno en la
elaboración de la nueva política, dijo hoy que los cambios van a ser
“estratégicos y selectivos”.

“El objetivo es muy simple: queremos dar poder y reforzar al pueblo
cubano sin fortalecer a los militares cubanos, que controlan un
porcentaje significativo de la economía”, afirmó en una charla en
Facebook en vivo.

El congresista Mario Díaz-Balart, cubano como Rubio, señaló en una
entrevista exclusiva con Martí Noticias que va a ser “un cambio serio,
un cambio real de la política de los Estados Unidos”.

“Vamos a ver una política que enfatiza los Derechos Humanos, que
enfatiza los derechos del pueblo cubano, y obviamente también la
seguridad nacional de los Estados Unidos”, dijo.

“El régimen (de Raúl Castro) ya lo sabe y se lo va a sentir de una forma
mucho más directa muy pronto”, agregó.

Source: Empresas con los dedos cruzados ante una posible nueva
“glaciación” con Cuba –
www.martinoticias.com/a/cuba-empresas-nueva-politica-trump/146985.html

No tags for this post.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
June 2017
M T W T F S S
« May   Jul »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
To serve you better
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Categories