Represión – Cuba – Repression

Nueva elección bajo una vieja Ley

Nueva elección bajo una vieja Ley
MARCELO HERNÁNDEZ, La Habana | Junio 14, 2017

Nada denotaba este miércoles una alteración de la rutina con la
convocatoria del Consejo de Estado a las elecciones generales en Cuba.
En su lugar, las especulaciones alrededor de los anuncios de Donald
Trump sobre la política hacia Cuba acaparan las conversaciones en la
calles, las colas y el transporte público.

El breve anuncio publicado en la prensa oficial deja claro que no se
modificará la ley electoral de 1992 cuando se abran las urnas el próximo
octubre para designar a los futuros delegados a las asambleas
municipales y provinciales y los diputados de la Asamblea Nacional del
Poder Popular.

El calendario electoral para la salida de Raúl Castro de la presidencia
del país ha comenzado y concluirá el próximo 24 de febrero. El
oficialismo no parece dispuesto a arriesgarse cambiando las reglas de un
proceso que renovará el Parlamento y decidirá el nuevo rostro del poder
en la Isla.

La decisión pasa por alto lo planteado por Castro en febrero de 2015
durante el X pleno del Comité Central del Partido, cuando anunció la
intención de promulgar una nueva ley electoral. Sus palabras desataron
un intenso debate en círculos académicos y opositores sobre los puntos
más importantes a modificar.

Luis Miguel, de 46 años, vende flores en los alrededores de la Calzada
del Cerro, en La Habana. Le gustaría tener un delegado que “se meta en
los problemas del barrio y los resuelva, no que todo el tiempo esté
dando justificaciones”.

Entre las situaciones más graves que el vendedor señala en su comunidad
se halla el mal estado de las calles y las aceras, que hace difícil el
paso de vehículos o de personas mayores. Las indisciplinas sociales y
las deficiencias en la recogida de basura también le preocupan.

“Lo mismo es un candidato que otro. Nada cambia”, cuenta a 14ymedio un
vendedor de periódicos de Nuevo Vedado y que ha preferido permanecer en
el anonimato.

Para Manuela, de 79 años, el proceso “fortalece a la Revolución” y cree
que traerá “más socialismo”. Jubilada del Ministerio de Educación,
considera que “hay mucha gente al acecho de estas elecciones para
destruirnos desde adentro, pero eso no lo vamos a permitir”. No
obstante, reconoce que se necesita “una mayor eficiencia en el trabajo
de los delegados de circunscripción”.

En los alrededores de la panadería de La Timba, cerca de la Plaza de la
Revolución, los vecinos están molestos por los errores en la
construcción de una rampa para personas con discapacidad recién
instalada en el comercio estatal. “Si aquí hubiera un delegado que de
verdad quisiera meterse en problemas, esto no habría pasado”, opina
Richard, vecino del lugar.

El hombre cuenta que en la última reunión con la delegada de su
circunscripción varios electores se quejaron de la falta de “poder real”
de estos representantes locales. “No pueden hacer nada porque no los
escuchan”, asegura el joven. Considera que “todo este sistema de
delegados hay que cambiarlo, para que tengan verdadera capacidad de
decidir”.

Muchos analistas y opositores coinciden en la necesidad de eliminar la
Comisión de Candidaturas, establecer la elección directa del presidente
del país y permitir que los candidatos puedan mostrar un programa con
los propósitos y planes a cumplir durante su mandato.

En el entorno de la sociedad civil independiente y las organizaciones
opositoras, el anuncio de que se formularía una nueva legislación sobre
el tema alimentó la esperanza de que se abriría al menos un resquicio
legal para tener una participación como opción política frente al
electorado.

La iniciativa independiente Candidatos por el Cambio (CxC), fundada en
2009 y relanzada en octubre de 2014, trabaja para que los aspirantes de
la oposición puedan participar en las próximas elecciones. El anuncio de
este miércoles es el disparo de arrancada para los activistas en este
camino.

“Este es el momento que estaba esperando la oposición democrática y nos
exige más organización”, asegura Julio Aleaga secretario ejecutivo de
CxC. Detalla que han hecho un estudio en el que se entrevistó a más de
450 personas y “el 84% de la muestra votaría ahora mismo por candidatos
opositores”.

“Deseábamos que se hubieran tenido en cuenta las propuestas de la
ciudadanía para reformar la Ley Electoral, pero una vez más la promesa
de Raúl Castro no se cumplió”. Aleaga asegura que “hay dos visiones en
pugna ahora mismo: que cambie la ley para modernizar el país, o
modernizar el país para cambiar la ley. Candidatos por el Cambio apuesta
por esta última”.

La Plataforma Ciudadana #Otro18, formada a inicios de 2016, ha lamentado
en repetidas ocasiones que el proceso electoral iniciado en la Isla no
se realice bajo la nueva ‘Ley prometida por el Gobierno’ y que las
autoridades no hayan escuchado las demandas del pueblo de más participación.

En vez de incorporar esas ideas, el proceso seguirá como hasta ahora y
las elecciones municipales se iniciarán el próximo 22 de octubre, aunque
falta precisar cuándo se darán a conocer los listados de electores o se
realizarán las asambleas para proponer candidatos, un proceso que se
hace a mano alzada y ante la vista de todos los asistentes.

Entre los puntos más controvertidos de la vieja ley está justamente que
“todo elector solo tomará en cuenta, para determinar a favor de qué
candidato depositará su voto, sus condiciones personales, su prestigio y
capacidad para servir al pueblo”. Esta información debe deducirse de la
foto y los datos biográficos redactados por la comisión electoral.

La imposibilidad de hacer campaña y el desconocimiento de cómo piensa el
candidato en temas neurálgicos como la economía, la sociedad o la
política ha sido uno de los blancos más frecuentes de las críticas al
proceso electoral nacional.

Hasta que las elecciones comiencen y mientras esté en curso el proceso
electoral tampoco habrá encuestas sobre las preferencias de los votantes
ni ningún tipo de debate entre contendientes electorales. Una
todopoderosa comisión de candidatura presentará la propuesta de los
miembros del Consejo de Estado, incluido su presidente, al Parlamento
elegido y éste la aprobará -muy probablemente- de forma unánime.

Más allá de las discusiones sobre el carácter democrático del proceso,
las exigencias para solucionar los problemas cotidianos se ubican en el
centro de las demandas de muchos electores que esperan que sus
candidatos tengan la capacidad real de influir en una mejora de las
condiciones de vida de las comunidades.

Los reclamos más escuchados se centran en estabilizar el abasto de agua,
mayor limpieza de fosas, eliminar problemas en el alumbrado público, más
eficiencia en la recogida de basura y una efectiva reparación de viales.
Se quejan especialmente de la contaminación ambiental por ruido, al
abuso en el consumo de alcohol en la vía pública y las indisciplinas
sociales.

Un paquete de exigencias con las que deberán lidiar los próximos
delegados de circunscripción, pero que también serán objeto de atención
de los delegados a las asambleas provinciales y los diputados a la
Asamblea Nacional del Poder Popular que en este proceso quedarán
elegidos por un período de cinco años.

Source: Nueva elección bajo una vieja Ley –
www.14ymedio.com/nacional/Nueva-eleccion-vieja-Ley_0_2235976385.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Calendar
June 2017
M T W T F S S
« May   Jul »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
2627282930  
To serve you better
We run various sites in defense of human rights and need support to pay for more powerful servers. Thank you.
Archives
Categories